17.8.12

De lo analógico a lo digital

Por Carla Crocco y Malvina González.

Después de lo leído “De lo Analógico a lo Digital” de Daniel Cassany, y visto en los videos “Monje, ayuda de escritorio”; “Sociedad de la Información” y “Book”, entendemos que a lo largo de la historia de la humanidad, fueron surgiendo distintos instrumentos que facilitaron la interacción, la comunicación y el desarrollo del ser humano, logrando una evolución en la forma de vida. Primero fue el habla, que le permitió organizarse para alcanzar objetivos que serían inalcanzables como individuo aislado, luego la escritura fue otro de los motores de desarrollo en diversos ámbitos, como, la política, el comercio, en lo científico, etc. La escritura dio lugar a la evolución de distintos diseños donde almacenar datos, como fue el pergamino, y luego la aparición del libro, éste generó una resistencia en las personas de la época y una adaptación a éste, el modo de uso era diferente, estaban acostumbrados al pergamino donde solamente lo desplegaban y no tenían que dar vuelta de página. Lo mismo ha ocurrido con los distintos instrumentos que fueron apareciendo en las distintas épocas, en cada innovación surgen miedos, incertidumbre, resistencia, y rechazo a lo nuevo.

A mediados de la década del 70 la tendencia tecnológica da lugar al progresivo desarrollo de la computadora, el efecto en la sociedad se hace evidente, el futuro es digital. Varios elementos de la vida analógica como, el libro, papel, revista se convierten en 1 y 0. Nos referimos a la expansión del soporte digital del lenguaje (computadoras, pantallas, teclados, internet, etc.) como complemento o sustituto del soporte analógico tradicional (sonidos, papel, libros, etc.). 

Lo digital posibilita el desarrollo de las comunidades con distintos propósitos, más allá de las fronteras. Las prestaciones que ofrece lo digital facilita el desarrollo de las comunidades y abre un abanico de posibilidades, acceso ilimitado directo y privado y a gran velocidad, bajo costo de producción y transmisión de datos, mientras el uso informático y el acceso a la red se generaliza (lugar de trabajo, casa, cibercafés) se abarata, la publicación analógica de revistas y libros o el envío de circulares por correo postal aumentan de precio, además del costo ecológico por el uso del papel (tala de árboles y procesamiento de la masa de papel, etc.).

Comienza un intercambio de información a través de red, y esta información se convierte en conocimiento, clave para el desarrollo y el progreso.

No se trata sólo de una revolución tecnológica sino también de una revolución de conceptos. Esta revolución está cambiando nuestra noción del tiempo y del espacio.

La escuela se ha adaptado a esta realidad incluyendo enseñanzas digitales, lo que está en cuestionamiento es la manera de hacerlo, para encontrar un equilibrio entre lo analógico y lo digital.

La escritura analógica sigue teniendo vida y utilidad en un mundo eminentemente digital, en tarjetas para regalos, dedicatorias, hacer borradores, esquemas, cartas, libros, valorizando de estos últimos sus funciones, ya que es un producto tecnológico organizado, sin cables ni baterías, sin conexión, nunca se cuelga, no se reinicia, incluye un índice, en él es posibles hacer notas personales en los márgenes, y marcar con un señalador las páginas, etc.

Creemos que la difícil tarea de la escuela es buscar que el alumno domine la tecnología analógica con la misma destreza que la digital, para que lo analógico no pierda su importancia.


Videos: 
Texto: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.